ENCUENTRO HISTÓRICO

Ofrecen todo lo que tienen, lo que han trabajado  y aprendido durante años en incontables horas de ensayos y una  obstinación absoluta por hallar su propia voz y perseguir su sueño.  No son dos divos en un escenario. Son dos monstruos de la escena, dos dioses de la danza que se entregan y lo dan todo sobre las tablas. Se encontraron en el camino. En  TOROBAKA lo celebran.

TOROBAKA
MC2 Maison de la Culture, antes de empezar la premiere mundial de TOROBAKA

Israel Galván y Akram Khan

Israel Galván (1973) y Akram Khan (1974) se conocieron hace apenas dos años en Londres. Impulsado por Alistair Spalding y Francesc Casadesús. Khan vio La Curva de Israel Galvan en Sadler´s Wells, «noté una contaminación muy interesante en el cuerpo de Israel».  Galván, por su parte, había visto a Khan en video «le vi bailar kathak  y me pareció un bailaor». Una fascinación mutua alentó la propuesta de trabajar juntos. Se reunieron en Sevilla, Paris y Barcelona. El primer ensayo lo hicieron en una mesa marcando ritmos, «los dos somos músicos», recuerdan.

Tres semanas de intensa creación en el Graner. Entonces hablaban de un proceso que apenas empezaba a gestarse, pero del que confesaban estar viviendo con mucha pasión. El tramo final de TOROBAKA se ha creado en la MC2 Maison de la Culture de Grenoble, donde el pasado 2 de junio se presentó con gran éxito, el estreno mundial.

A Israel le dijeron desde chico que al escenario se entra matar, a Akram que es un Templo. El flamenco se baila con taconeo, el kathak descalzo. Israel ha de-construido,  Akram  ha in-fusionado. Juntos se han sumergido en  las raíces mas ancestrales de estas dos formas de arte históricamente conectadas, con el compromiso adquirido de hallar un  punto común. Y lo han encontrado.

En TOROBAKA no se baila flamenco ni kathak, pero en  TOROBAKA se baila ¡y mucho!

En duets y solos para dejar espacio a la improvisación, los dos maestros danzan el diálogo con una presencia escénica y una energía extraordinaria. Verdaderos artesanos del movimiento que comunican y dejan huella.

Las voces de Christine Leboutte y David Arzuza (sublime David Arzuza en el canto a capela Porque llorax blanca flor), los cantos sánskritos, las palmas de Bobote y  la percusión de Manjunath, confieren una mezcla exquisita de olores orientales y andalusíes que proporcionan  una belleza excepcional a esta obra de gran riqueza cultural.

TOROBAKA es el resultado de un trabajo intenso, complicado y muy desafiante. Creado desde la honestidad y el respeto. Marcado por una envidiable humildad y devoción al arte.

Es una bonita historia de retos, miedos y aprendizaje.  Una gran fiesta que nos muestra como la convivencia entre culturas  enriquece el espíritu y  abre nuevos horizontes.

La invitación es a un  viaje donde no caben las palabras más allá del movimiento. Donde solo hay lugar para sentir desde ese espacio en el que no existen los idiomas ni  las interferencias. Donde lo que se vive se lleva dentro y no se olvida jamás.

Para saber más:

Web de Israel Galván 

Web de Akram Khan

 

TOROBAKA en España:

27 al 29 de Junio en Teatros del Canal dentro del programa Festival de Otoño a Primavera (Madrid)

3 al 5 octubre en el Mercat de les Flors.(Barcelona)

26 AL 28 de febrero Teatro Central de Sevilla

+ info:  Israel Galvan – Akram Khan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *