VERSOS DE TOROBAKA

TOROBAKA
©Jean-Louis Fernandez

Israel Galván a Akram Khan:

Maestro, nos has hecho ver imágenes y ritmos desconocidos, un mundo nuevo el que ahora reconozco el kathak. Hay venenos que curan, y el kathak es de la misma farmacia. Lo tengo metido en el cuerpo. Maestro, a veces tenemos la necesidad  de adelantarnos al movimiento, ir más rápido y, de pronto, parar en seco. Gandhi, quizás, sabía que quedándose quieto veríamos mejor el mundo, que las personas que se están siempre moviendo. Maestro, yo venía preparado para una pelea de gallos, la serpiente y la comadreja, y nos hemos convertido en monjes, dos hombres santos en el retirado monasterio de la danza. Maestro, encontré un hermano, uno, único. A lo mejor la gente no gusta de nuestros pasos, pero he aprendido tanto. Lo importante es el proceso, ojalá sepan ver cada una de nuestras miles de horas de ensayo, el trabajo juntos. Ojalá vean todo lo que ponemos, sumado al resto, todo lo que hemos quitado. Lo que está y lo que no está, todo es importante».

Akram Khan a Israel Galván:

Bailar junto a Israel es como bailar junto a un sublime narrador de ritmos, y desde luego, no con ecos del pasado, sino de futuro. Así es como he alcanzado tanto conocimiento sobre el flamenco, a través de Israel. Él me ha abierto los ojos a cómo es y lo que significa, y sobre todo qué es posible hacer con el flamenco: cómo se puede deconstruir su lenguaje, transformarlo y volverlo a crear, con el fin de conformar nuevas historias. Después de todo, las historias son las que nos ayudan a dar sentido al mundo.

Creo que la forma más sencilla de describir nuestro proceso creativo en común es imaginando tal vez si la fragancia fue creada antes que la flor que la concentra, así es como nuestras ideas han ido sucediéndose en este maravilloso viaje. Al principio creamos los olores, los colores, los dibujos, y luego juntos, con los músicos, con los diseños de luces y sonido, de vestuario, la dirección de los ensayos y muchos otros, finalmente conformamos el cuerpo de un solo ideario: TOROBAKA.

TOROBAKA AKRAM KHAN ISRAEL GALVÁN

 

*Versos de TOROBAKA  son sentimientos de admiración, respeto y aprendizaje mutuo entre Israel Galván y Akran Khan durante el  proceso de creación. Palabras impresas en el librito de mano del estreno mundial en MC2 Maison de la Culture de Grenoble, y que para mi, son un fiel reflejo de la calidad humana y artística de dos grandes de la danza. 

*Traducción extraída de la pag. web de Israel Galván

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *